Próxima Portada de Mordedor

Les presentamos la portada de Mordedor 9.

El golpe maestro del hada Feller (The Fairy Feller´s Master-Stroke) es la pintura elegida para la portada de la novena entrega de la revista Mordedor. Un óleo sobre tela que a su autor Richard Dadd un pintor inglés de la época victoriana (1817-1886), le tomó entre siete y nueve años completar. Principalmente conocido por sus representaciones de hadas y otros temas sobrenaturales, así como por haber creado sus obras maestras mientras era paciente en los hospitales de Bethlem y Broadmoor.

En 1843 a Dadd le diagnosticaron una enfermedad mental. Convencido de que su padre era el diablo disfrazado, lo mató con un cuchillo y huyó a Francia. Durante el viaje y en un nuevo intento de asesinato, fue atrapado y devuelto a Inglaterra donde confesó haber matado a su padre y lo internaron en un hospital psiquiátrico. Fue durante su internación en Bethlem que se animó a seguir pintando y creo muchas de sus obras maestras entre las que estuvo “The Fairy Feller’s Master-Stoke”. En esta pintura, con la excepción de Oberón y Titania de Shakespeare, que aparecen en la mitad superior de la imagen, las demás figuras son extraídas de la imaginación del artista. Hadas, duendes, hombres y mujeres integraron esta pintura con un sentido excepcional de detalle y color.  Las figuras van desde pequeños mosquitos y centauros, conduciendo a la reina Mabs en su viejo carruaje, hasta una gran libélula tocando una trompeta. Una locura parricida asesina de demonios y dioses egipcios que cada vez que la miras descubres algo que no viste antes.

Varios artistas a lo largo de los años han utilizado a este pintor para representar sus obras, entre ellos Loreena McKennit que utilizó la pintura de Dadd de 1862 “Escena bacanal” en la portada de su disco “To Drive the Cold Winter Away”. Por su parte, Freddie Mercury se inspiró para escribir la canción “The Fairy Feller´s Master-Stroke”.

Dadd creo pinturas inspiradas en lo fantástico y onírico. Esta obra, aunque inacabada, generalmente se considera la obra maestra de Dadd.