Traducción inédita de Machen en Mordedor 9

Traducción inédita del relato «The light that can never be put out» de Arthur Machen por Santiago Cabral.

Notas sobre la traducción:

Considero que algunas palabras servirán para comprender mejor ciertos aspectos que fueron tenidos en cuenta al momento de realizar la presente traducción. Partiendo desde el título del relato de Arthur Machen «The Light That Can Never Be Put Out», bien podría haberlo traducido directamente «La luz que nunca podrá apagarse»; sin embargo, Machen nos cierne sobre el relato dos tipos de luces: la eléctrica, la que precisamos para poder ver y vernos; y la otra, la que tanto parecía gustarle particularmente, la luz del otro lado del valle, la extraña.


Creí conveniente, retomando la idea del título, que pudiera reemplazar la palabra “apagar” por “extinguir”, ya que el personaje que nos relata una especie de visión, típica también del querido Llewellyn Jones, es una luz que aparece y desaparece ante su vista y que nada tiene que ver con bajar un interruptor o volverlo a subir. La luz que percibe es aquella que irradia de sus propios sueños o de sus mejores pesadillas. Sí, he dicho mejor pesadilla. Porque aquí Machen deja entrever lo que, quizá para él, era una necesidad que no acababa por conciliar con el cristianismo de su época: él quería una iglesia donde todos pudieran ser parte. Y cuando digo “todos”, también son sus criaturas: las hadas, los sátiros, los caballeros que aún buscan el graal, la niña que camina entre piedras con rostros horribles y bebe de un arroyo brilloso con sabor a vino dulce. Todos estos personajes suyos son bienvenidos en su congregación. Machen es, de acuerdo a sus propios dictámenes feéricos, el sumo pontífice de su iglesia celta. Pero sabía que aquello resultaría tan improbable porque el mal de sus criaturas, aquel mal que él describía con la ambigüedad de sus encuentros sobrenaturales, no tenían la cualidad civilizada del perdón: sus criaturas no conocían la compasión, eran demasiado antiguos para hacerlo. Por lo tanto, me pareció correcto seleccionar este relato y traducirlo con el aprecio que tengo a nuestro querido maestro de nuestro maestro de Providence.

Cabe aclarar también que cumple con las palabras requeridas por Roberto, menos de cuatro mil: tiene 1166 palabras. Otro aspecto, y no menos importante que cabe decir, es que es un relato inédito. Para el efecto, consulté con todos los libros traducidos de Machen al español hasta la fecha: El gran dios Pan, El terror y otros relatos de Valdemar; La casa de las almas de Perla Ediciones, antologías de Alianza…ninguno tiene el relato que he seleccionado, por tanto, está traducido en exclusividad para la gran revista Mordedor. Puede también consultarse todas las páginas existentes en internet.
Sin otro particular motivo, agradezco a Roberto y a Nazarena por la oportunidad que me han brindado en traducir a este gran autor.

Santiago Israel Cabral

Transcrito por Santiago Israel del libro Arthur Machen, Collected Fiction, Volume 3 (1911-1937)
Edited by S.T. Joshi
Hippocampus Press, 2019
ISBN 978-1-61498-250-0 volume 3